Última actualización

La falla de Concud

Sierra de Aitana

Entre Teruel y Calamocha se extiende el corredor del Jiloca, una amplia depresión llana que separa la Serranía de Albarracín, al oeste, de la Sierra Palomera y los altos de Celadas, al este. Esta depresión se formó debido a un hundimiento del terreno ocurrido en los periodos Plioceno y Cuaternario, a favor de fallas tectónicas de dirección NO-SE. Las más importantes son las que limitan la depresión por el este: fallas de Calamocha, Sierra Palomera y Concud. Todas ellas son fallas normales (el bloque superior se mueve hacia abajo), y juntas acomodan una extensión horizontal de la corteza en dirección E-O, que constituye el proceso tectónico dominante en la Cordillera Ibérica desde el Mioceno superior hasta la actualidad (los últimos 12 millones de años).

Share this Page