El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido: un paraiso… ¿también geológico?

Ordesa

Las Sierras Interiores Aragonesas forman un relieve imponente en la Zona Surpirenaica, que en algunos casos a lo largo de la Cordillera (como en el macizo de Monte Perdido) llegan a superar en altitud al eje de la cadena. Por ello, suponen un límite geológico y ecológico de extremada importancia. Al sur dominan los materiales de tipo “flysch”, formados por areniscas y arcillas estratificadas de color gris. Al norte, son los materiales del paleozoico (normalmente calizas pero también macizos graníticos) los que dominan el paisaje. Tanto unos como otros aparecen plegados, aunque los pliegues se observan con mayor espectacularidad en los materiales de tipo flysch (un ejemplo clásico es el del barranco de Sorrosal).

Share this Page