Actividad del agua subterránea en Aralar. El manantial de Aitzarreta y la cueva de Mendukilo.

Iribas y alrededores

La Sierra de Aralar es un macizo rocoso constituido por terrenos de edad mesozoica, Triásico, Jurásico y Cretácico. Las rocas pertenecientes al Triásico están representadas por un conjunto de arcillas rojas con sales y yesos, conocidas como Keuper. El Jurásico está representado por un conjunto de calizas, margocalizas y margas, mientras que las rocas pertenecientes al Cretácico están representadas por un conjunto alternante de arenas y calizas arenosas, y arcillas que pasan a calizas arrecifales con abundantes restos fósiles en bancos más gruesos o masivos. La serie cretácica se culmina con un conjunto de arenas y una alternancia fina de margas areniscas y calizas pertenecientes al flysch del Cretácico superior

Share this Page