El Río Aguamía y los bufones de Pría

Llames de Pría

En la costa oriental de Asturias hay dos tipos principales de rocas que determinan las formas que presenta el relieve en esta zona: 

  • las calizas, rocas sedimentarias de origen químico que se disuelven en presencia de agua y de CO2 dando lugar un paisaje suavemente ondulado en las que se alternan las elevaciones (cuetos) con las depresiones (dolinas). Es frecuente que el agua no circule por su superficie sino que se infiltre originando cavidades subterráneas. 
  • las cuarcitas, también rocas sedimentarias que forman las principales elevaciones de la marina oriental. Debido a su culminación plana, se las conoce como Sierras Planas. Estas superficies llanas, conocidas como rasas, han sido formadas por abrasión marina en momentos del pasado en los que el nivel del mar se situaba a alturas mayores que el actual. En el oriente asturiano existen varios niveles de rasas, lo que da idea de la compleja y larga historia geológica que ha sufrido esta región.

Los bufones

La acción subterránea de los ríos, excavando galerías horizontales y la infiltración del agua de superficie generando simas verticales, dan como resultado la formación de un complejo entramado de conductos en el interior del macizo calizo. La intersección de simas y galerías y el actual retroceso del frente acantilado han generado una gran variedad de formas kárstico-marinas. Se trata de elementos del paisaje que si bien han sido formadas en el medio continental, por disolución kárstica, actualmente se encuentran inundados por el mar. Existen varios tipos de formas kárstico- marinas entre las que destacan los arcos de roca, los cenotes, las dolinas de marea (o playas interiores), las dolinas supramareales e incluso un estuario interior (el estuario de Marimuerto en Cobijeru). Pero sin duda lo que más llama la atención del visitante es la presencia de un espectacular fenómeno kárstico: los bufones. Los bufones se forman cuando una sima alcanza una galería conectada con el mar. En ciertas condiciones de oleaje, el mar entra a través de la galería y asciende a gran presión por la sima, generando un espectáculo de gran belleza. En la costa oriental existen varios campos de bufones. El más visitado, el de Llames de Pría, será objeto de la excursión geológica que se propone para este Geolodía 2014.

Share this Page